Denominadas también las 5 s, las 5 llaves o las cinco claves.

El sentido de esta herramienta fue la de crear una regla memotécnica para que los operarios
japoneses alcanzaran el orden y la limpieza del lugar de trabajo, luego se transformaron en
una regla para la búsqueda de la calidad total.

Las 5 S -que en la realidad son nueve-, son las siguientes:

  1. Seiri, acto de organizar, arreglar, clasificar y eliminar lo inútil para poder utilizar lo útil.
  2. Seiton, acto de ordenar eficientemente.
  3. Seiso, acto de limpiar.
  4. Seiketsu, acto de conservar o mantener y preservar para tener todo en condiciones.
  5. Shitsuke, la auto disciplina.
  6. Shukan, desarrollar el hábito de desarrollar las 5s
  7. Sikari Yaro, implica la determinación de liderazgo y compromiso de la alta dirección con todos
    los colaboradores.
  8. Shido, desarrollar la importancia de la formación profesional en las áreas de educación,
    capacitación y entrenamiento.
  9. Setsuyaku, habilidad para combatir los desperdicios.

 

La utilización de esta herramienta en los procesos productivos o de servicios tiene como
propósitos:

1. Inducir el cambio de actitudes y modalidades.

2. Desarrollar un ámbito de trabajo disciplinado.

3. Ayudar al personal a trabajar en forma eficiente en los grupos de trabajo.

4. Mejorar el ambiente de trabajo partiendo de situaciones de baja motivación hacia otras que permitan acrecentar la calidad, facilitando las mejoras de los procesos, servicios como de la propia vida de trabajo.

5. Hacer de ellas un hábito pues si bien son sencillas de aprender, se las olvida también en forma rápida, si no se hace de ellas una aplicación permanente.

La aplicación de esta herramienta debe comenzar desde la alta dirección, con el compromiso de ellos se puede transmitir a los mandos medios y operativos a fin de que se arraiguen en el inconsciente de cada uno.

El primer paso es aplicar las s7 y s8.

s7. Sikari Yaro, implica la determinación de liderazgo y compromiso de la alta dirección con todos los colaboradores. Implica la determinación del liderazgo y compromiso de la alta dirección con todos sus colaboradores y hacerlo en cada proceso productivo y de servicios.
Esto debe ser ejemplificador para el resto de los niveles.

s8. Shido, desarrollar la importancia de la formación profesional en las áreas de educación, capacitación y entrenamiento. Desarrollar la importancia de la formación profesional en las áreas de educación, capacitación y entrenamiento. Enfocado no solo en lo profesional sino también en lo personal, así al tener mejor formación de base permite a cada empleado ser más creativo, productivo y apto para ocupar distintas posiciones en la empresa.

s1. Seiri, acto de organizar, arreglar, clasificar y eliminar lo inútil para poder utilizar lo útil.
Separar lo esencial de lo que no lo es, eliminar lo superfluo para liberar el área de trabajo.
Colocar los elementos de trabajo con una disposición acorde a su funcionalidad.

s2. Seiton, acto de ordenar eficientemente. Asignar un orden de prioridades a los trabajos a realizar y colocar las cosas a utilizar atendiendo ese mismo orden.

s3. Seiso, acto de limpiar. Utilizar la limpieza para detectar problemas o deficiencias que será necesario corregir, por ejemplo al limpiar una máquina si se observa una pérdida de aceite, determinar la causa origina del ese hecho. Esta “s” se puede cumplir en forma simultánea a las anteriores.

s4. Seiketsu, acto de conservar o mantener y preservar para tener todo en condiciones. Es parte de mantener las 3 anteriores con constancia, fundamental es para esto mantener el aseo personal, es decir comenzar por uno mismo.

s5. Shitsuke, la auto disciplina. Observar la reglas del lugar de trabajo y cumplir las mismas manteniendo la armonía en el trabajo y lo personal.

s6. Shukan, desarrollar el hábito de desarrollar las 5s anteriores. La única forma de lograrlo es repetirlo una y otra vez de manera consiente, hasta que estén incorporados y se transformen en una sana costumbre en nuestro obrar.

s9. Setsuyaku, habilidad para combatir los desperdicios. Una vez logradas las anteriores se puede pasar a esta en donde entra el concepto de mejora continua, buscar siempre la posibilidad de buscar mejoras a los procesos o servicios.